viernes, 29 de mayo de 2015

Crean nuevo algoritmo que haría viables los ordenadores basados en luz


Es una de las líneas de investigación más prometedoras de la computación: crear ordenadores que en lugar de utilizar cables para transmitir datos utilicen luz. Esto les haría consumir mucha menos energía a la vez que podrían transmitir más datos. Ahora, un equipo de investigadores de Stanford ha creado un algoritmo que nos acerca a ese sueño.

El mayor obstáculo para conseguir ordenadores que funcionen con luz es sustituir toda la circuitería y chips internos interconectados por cables por un sistema interconectado por luz. Una pieza clave en este problema son precisamente los llamados interconectores, estructuras microscópicas de silicio dentro de los chips que redirigen el flujo de datos de un punto a otro. Hasta ahora ha sido tremendamente complejo crear interconectores ópticos que funciones con luz. Un grupo de ingenieros de Stanford asegura haber dado con un método que elimina el problema.


Lideradas por la profesora de ingeniería eléctrica Jelena Vuckovic, el equipo ha desarrollado un algoritmo capaz de diseñar la forma de estos interconectores ópticos de silicio. Lo llaman “algoritmo de diseño inverso” porque hace justo eso: se especifica a un software qué función se quiere que ejecute el circuito óptico, y el algoritmo calcula cuál debería ser el diseño de la microscópica estructura de silicio para redirigir la luz correctamente y llevar a cabo la función.

Se explica bien en la imagen de arriba del todo: la estructura de silicio en el centro es la que se ha diseñado gracias al nuevo algoritmo. Es microscópica, del tamaño de una mota de polvo. Por la izquierda entra luz infrarroja. La forma interna del interconector redirige la luz creando dos frecuencias diferentes de luz hacia la derecha. Es, en esencia, la transmisión de datos mediante luz que podría replicarse dentro de un ordenador.

El avance, publicado en Nature Photonics, está aún en fase experimental, pero abre la puerta a una nueva era de computación. Y no solo para crear ordenadores más eficientes y de mayor capacidad. También para su utilización en telecomunicaciones y comunicaciones cuánticas seguras. Uno de los investigadores del proyecto, Alexander Piggott, cree que dada la tecnología actual de fabricación de chips, sería posible producir en masa sin problema estos interconectores ópticos. En otras palabras: los ordenadores a base de luz está un poco más cerca.

Fuente: http://news.stanford.edu/news/2015/may/switch-light-based-052715.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada